Queridos amigos, seguidores incondicionales de nuestra página Tablada Centenaria, ¡¡¡Feliz Año nuevo!!!

Me gustaría que esta primera columna de 2022 fuera una especie de balance de todo lo acontecido a lo largo de estos dos años largos de actividades vinculadas a la celebración del Centenario de creación de la Base Aérea de Tablada o, mejor dicho, del Real Decreto que le da entidad como tal.

Celebración doble ya que el Papa Francisco había declarado 2020 como Año Jubilar Lauretano y fuimos bendecidos con la selección de la Capilla del Aeródromo de Tablada, como una de las sedes donde poder obtener las indulgencias ofrecidas durante su conmemoración.

Desde el verano de 2019 veníamos trabajando, con ilusión desbordante, en la confección de lo que tenía que ser el programa de eventos a desarrollar durante 2020, con un numeroso (y creciente) grupo de empresas y organismos colaboradores que iban a garantizar el necesario soporte logístico e institucional para poder llevarlo a cabo.

Sin duda alguna, la primera de estas actividades fue la brillante participación en la Cabalgata de Reyes del Ateneo de Sevilla, donde nuestros pequeños aviadores tuvieron la oportunidad de ser protagonistas del simbólico vuelo de una réplica del Jesús del Gran Poder por las calles de la ciudad.

La presentación a los medios en el Ayuntamiento de Sevilla, de la mano del alcalde y con numerosa presencia de medios, colaboradores y amigos supuso la puesta de largo de la iniciativa y su confirmación como programa modélico que abarcaría un amplio abanico de actividades repartidas a lo largo del año dedicado a la efeméride.

El primer gran evento tenía que ser la celebración de la Jornada Aeronáutica en la dehesa de Tablada. Alrededor de 10000 ciudadanos se concentraron para presenciar el despegue de los globos participantes en la XXI Copa de S.M. El Rey de Aerostación y, posteriormente, disfrutar de una sugestiva programación de actividades, tanto en vuelo como en tierra, a cargo de diversos medios aéreos, incluida la Patrulla de Aeromodelismo del EA, y de las unidades ubicadas en la provincia de Sevilla. La jornada culminó con la exhibición, por primera vez en la ciudad, de la Patrulla Aspa de helicópteros del Ala 78.

El éxito de esta convocatoria pronto se vio empañado por la aparición del COVID y su expansión mundial en forma de pandemia que, pocos días más tarde de aquella celebración (el 14 de marzo), nos confinó durante meses y posteriormente ha ido golpeando en sucesivas olas y cepas variadas, vida y hacienda de nuestros conciudadanos. El impacto en todo lo planeado fue igualmente demoledor, ya que el calendario se detuvo durante esos meses y la incertidumbre sobre el día después fue minando la realización de las actividades previstas.

Sin embargo, y a pesar de las restricciones que hemos venido viviendo, desde un duro confinamiento domiciliario a medidas sanitarias de todo tipo, el espíritu del Centenario se mantuvo inmutable, en gran medida, gracias a la actividad que a partir de ese momento desplegaron nuestros incondicionales colaboradores en esta misma página web.

En efecto, la ilusión y el compromiso arriba apuntado cristalizó en una larga serie de colaboraciones que abarcaron la historia, la tecnología, el arte, las anécdotas y los testimonios de muchos ciudadanos que pasaron por Tablada, en forma de columnas o videos, sin olvidar diversas intervenciones musicales a cargo de la Unidad de Música o del recientemente creado coro de Amigos de Loreto que nos felicitó las Navidades del 2020.

Esta llama imposible de extinguir nos animó a retomar, en cuanto las medidas sanitarias lo permitieron, las actividades originalmente programadas. Sorprendentemente, han ido viendo la luz en su totalidad, e incluso se ha producido la incorporación de otras no previstas pero que por su idoneidad e interés se abrieron hueco en una compleja agenda marcada por la disponibilidad de los espacios elegidos, calendarios saturados y la situación sanitaria derivada de la pandemia en cada momento.

Afortunadamente, tanto la decisión del Jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire, como de las autoridades eclesiásticas, extendiendo los periodos de celebración de ambos centenarios a lo largo del año 2021 ha sido fundamental para alcanzar este excepcional grado de cumplimiento.

De ese modo se pudo concluir la tercera edición de “Tablada: La Aviación y Sevilla” gracias al trabajo de sus autores D. Juan Antonio Guerrero Misa y el Col José Clemente Esquerdo y presentarla brillantemente en el Patio Central de la Fundación Cajasol. Como también se presentó, esta vez en el Club de Oficiales de Tablada, el nuevo video sobre la historia de Tablada elaborado por Past View y el inicio de las visitas al Acuartelamiento de la mano, por un lado, de Engranajes Culturales y por otro de Ch Comunicación.

A lo largo de estos dos años se han realizado un buen número de actos de izado solemne de bandera por parte de numerosas instituciones, asociaciones y empresas amigas entre las que destacan el Ateneo de Sevilla, la Asociación de Clubes Deportivos de Sevilla, BBVA Andalucía, la Casa de Asturias, Andalucía Aerospace, el Real Aeroclub de Sevilla o la muy emotiva llevada a cabo por el personal sanitario del Hospital Virgen del Rocío. También merece ser destacada la que llevó a cabo el Club de Enganches con desfile de algunos coches participantes al final. Esta última puso broche de oro a la Exhibición anual de Enganches que, por primera vez, alteraba su estructura siendo Tablada sede de la fase de concurso y punto de partida para el posterior recorrido y que llenó de tradición y color las avenidas del Acuartelamiento.

La necesidad de trasladar la Sala Histórica de Tablada desde sus instalaciones originales en el Pabellón de Oficiales, para acometer diversas actuaciones de mantenimiento, a su actual sede en el “Tiro de Pichón” ha supuesto una readaptación y actualización de su discurso expositivo y la incorporación de nuevos fondos, entre los que destaca una réplica a escala del “Jesús del Gran Poder” que ocupa un lugar destacado en la muestra.

El emblemático “Tiro de Pichón” fue también marco incomparable del proyecto de colaboración entre la Compañía Sevillana de la Zarzuela y Tablada para la puesta en escena del “Concierto de los Grandes Vuelos”, un recorrido musical por los gloriosos años 30 de la mano de la Unidad de Música de Tablada y los coros y solistas de la Compañía.

La colaboración estrecha con el Ayuntamiento de Sevilla permitió la realización de otro izado solemne en la plaza de San Francisco, a espaldas del consistorio hispalense, protagonizado por los diversos servicios de atención ciudadana y que sirvió esa misma tarde como escenario de lujo para un encuentro de músicas militares que contó con la participación de Unidades de Música del Ejército de Tierra, Armada, Ejército del Aire y Guardia Civil, y que fue presenciada por centenares de ciudadanos que se agolparon en los alrededores de la plaza. Meses más tarde tenía lugar, en ese mismo lugar, la exposición “Tablada fue el principio” en el que se presentaron numerosos fondos propios y otros cedidos por instituciones (Fundación ENAIRE) y unidades del EA, para mejor explicar los orígenes de la aeronáutica en Andalucía. La exposición se desarrolló tanto en las salas interiores del consistorio como en la propia plaza de San Francisco donde se instalaron 3 aeronaves del EA que fueron la gran atracción de la muestra.

El pasado mes de septiembre contó con dos acontecimientos aeronáuticos de primer nivel. Por un lado, el inicio del Raid del Centenario, prueba puntuable para el Campeonato de España de Aviación Deportiva y la Copa de SM de esta misma disciplina y que congregó a una treintena larga de aeronaves civiles y cuya presentación y primera etapa tuvieron, nuevamente, a la dehesa de Tablada como protagonista indiscutible. Simultáneamente, se desarrolló una jornada aeronáutica coincidiendo con esta presentación en la que nuevamente el poder de convocatoria superó las expectativas y, con todas las medidas sanitarias en vigor, congregó a varios miles de sevillanos que disfrutaron de numerosas actividades a cargo de organizaciones civiles y militares vinculadas a la aeronáutica. Por primera vez desde su cierre, la pista de Tablada, acogió a 7 de las aeronaves participantes que fueron uno de los grandes atractivos de la jornada, junto a diversos sobrevuelos entre los que destacó la presencia de un A400M y que se cerró con la exhibición de la Patrulla de Paracaidismo del EA y de la Patrulla ASPA.

Tras múltiples aplazamientos, por fin pudo llevarse a cabo la séptima edición de “Noches de Tablada” con un cartel excepcional que incluía al Coro y baile de la Hermandad del Rocío de la Macarena, el arte profundo de Los Makarines y como colofón, el estreno de dos sevillanas dedicadas a Tablada en su Centenario, la primera de ellas de ellas, con letra de Paco Robles y música compuesta por Manuel Marvizón y la segunda escrita por Los del Río. La brillante presentación del espectáculo estuvo a cargo de Mariani Molina y Joaquín López-Saez de COPE Sevilla.

Pero quizás los momentos cumbre de las actividades del Centenario tuvieron lugar en Noviembre pasado, por un lado, con la Jura de Bandera de personal civil en la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería. Más de 1200 jurandos, 5 estandartes procedentes de las bases de Armilla, Talavera, Morón, Alcantarilla y Tablada y miles de asistentes a un acto único en su diseño y solemne en su ejecución, que contó, además, con la participación de la Patrulla de Paracaidismo del Ejército del Aire (PAPEA) con precisos saltos en el coso taurino.

Por otro lado, e igualmente único e histórico, el traslado de la imagen de Nuestra Señora de Loreto de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas y Señor San Isidoro. La primera vez que se hacía un traslado de estas características permitió disfrutar por unas horas de la presencia de Nuestra Señora, sobre trono en el frontal de la capilla del Acuartelamiento y donde, tras una vela nocturna por parte de los fieles, tuvo lugar una misa solemne con numerosísima asistencia.

Intercaladas en este completo programa de actividades han tenido lugar numerosas vicisitudes que han venido a reconocer el papel protagonista de Tablada en la historia más reciente de Sevilla y a recompensar el esfuerzo desplegado a lo largo de estos dos años. Así, el Acuartelamiento Aéreo, como heredero de aquella centenaria base de 1920, pero representando a todas las unidades que en su momento pasaron y de las que hoy se encuentran presentes, ha sido galardonado con la Medalla de Oro de la Ciudad de Sevilla, la Insignia de Oro del Círculo Mercantil o el Premio Plaza de España de la Delegación del Gobierno en Andalucía, entre otros.

Finalmente, el que debía haber sido “Acto Central del Centenario”, tras varias modificaciones de calendario, se convirtió en acto final del programa de actividades y tuvimos la gran fortuna de que fuera presidido por la Ministra de Defensa, Dª Margarita Robles y por el Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, General del Aire D. Javier Salto Martinez Avial.

Pero lo más importante es, sin lugar a dudas, haber recuperado el espacio que Tablada siempre disfrutó en el corazón de los sevillanos que, por una u otra razón, han estado vinculados a ésta. Tablada está ahora más presente en los medios de comunicación y en el discurso de las instituciones, participa activamente en las iniciativas ciudadanas, es solidaria y, con su programa de visitas organizadas, tiende un puente que salva ese cinturón de asfalto y postes que son la SE30 y el Real de la Feria.

Honramos, de esta manera a los que nos precedieron, nos imponemos un nuevo reto a los que estamos y portamos un testigo que tendrá que ser tomado, indefectiblemente, por los que nos vayan a suceder, que no es otro que el de mantener el impulso del Centenario y construir, a partir de él, un nuevo marco de relaciones y vínculos con la sociedad a la que servimos, no sólo con las armas, sino con ilusión y entusiasmo, valores y compromiso.