Jose Manuel León Asuero
Asociación Jubilados Airbus Sevilla

Hagamos un ejercicio de imaginación en este momento. Pensemos que sobrevolamos la zona de la Dehesa de Tablada en torno a los años iniciales del funcionamiento. Lo que se observaba desde las alturas lo vemos en las imágenes que plasmo en este escrito.

Observamos que, en la cara de la Factoría, que es como se le denominaba en esa época, y que mira hacia la antigua avenida de Garcia Morato, está la edificación que mencionamos en el anterior artículo que corresponde a la zona de oficinas, con su doble altura en la zona central. En cada uno de los dos arcos se puede ver hoy día grabado en la piedra caliza del mismo el nombre.

Dicha edificación, en su extremo derecho, linda con el camino que separa la Base de la Fábrica de CASA S.A. En el extremo izquierdo está el espacio en que está situada la puerta de entrada al recinto, seguido de unas edificaciones que acogían las oficinas de la Seguridad, y el muelle de carga de los almacenes.

En el lateral izquierdo, y en toda su extensión hasta el fondo, la Nave que construyera Altos Hornos y que contenía toda la actividad fabril en aquella época, con la cubierta en dientes de sierra para dar claridad a su interior. Fuera de ese límite izquierdo se observa una edificación pequeña, y pintada de blanco, que seria los talleres que albergaba los procesos finales y pintura.

Dentro, en el espacio enmarcado por las edificaciones mencionadas y la nave, vemos una serie de parcelas sembradas con caminos entre ellas. De izquierda a derecha y de delante a atrás vemos el espacio de césped que adivina los dos círculos que corresponden a los aljibes mencionados en anterior artículo, con el pequeño edificio que contiene las bombas de agua; luego ocho parcelas en las que había sembrados naranjos, pomelos, palmeras y algún albaricoque.

La edificación de la derecha, con una nave con cuatro dientes de sierra corresponde a la Escuela de Aprendices, que se construyó pocos años más tarde al resto de las edificaciones. Fue una cantera de grandísimos profesionales, alguno de los cuales llego a la direccion de la Fabrica. Detrás de esta la edificación irregular, correspondiente a la vivienda del director.

Detrás de estos parterres hay un sembrado a todo lo ancho de la parcela, que comienza tras una edificación blanca. Esta edificación era la carpintería en la parte baja y un almacén en la superior, así como un taller de mecánica para la reparación de la flota de vehículos propiedad de la Fabrica, cuya puerta daba al lateral de la misma. El sembrado era una especie de huerto con verduras variadas, ello servía para abastecer con sus productos a la cocina, ya que había un comedor en la edificación que ya hemos nombrado.

Detrás, y en paralelo, un espacio libre, en el cual hay tres aviones aparcados. Servía para colocar los aviones ya terminados y en espera de entrega. Pero hay un detalle importante y curioso para este recordatorio: el espacio blanco que se ve seguido del final de la nave y en el que figura un avión en su parte derecha. Ese espacio era lo que podíamos llamar la zona de prueba de motores. Hasta hace pocos años la existido dos vestigios de la función de aquel espacio, convertido hoy en aparcamiento de vehículos. Uno eran unas argollas de buen grosor y gran envergadura que estaban cogidas al suelo, cuya función fue anclar los aviones para hacer las pruebas de los motores. La segunda es que en el la pared exterior de la nave, había unos soportes finos donde se ponían las fichas o documentos de las tareas que supongo estarían realizándose en el exterior.

Pero hay un tercer elemento que nos importa mucho, es el camino señalado con una flechita, que si lo seguimos vemos que comunica con la Base de Tablada, y que era por donde se llevaban los aviones terminados para las pruebas de vuelo, utilizando las pistas de la Base. Camino que hoy ya no existe.

Todas las instalaciones quedan enmarcadas por la conocida carretera del Batan, y que hoy conduce al puente del Quinto Centenario y a la zona portuaria. Así mismo a la izquierda de esa carretera, hay un espacio que corresponde a lo que hoy son las instalaciones de Dragados; el camino que separa la Base de Tablada de la Fabrica, a la derecha; y por delante la antigua Avenida Garcia Morato, con la famosa Venta Pilín frente a la edificación de doble altura. Hay otra edificación menor frente a la puerta que corresponde con un taller de un escayolista que tenía su tallercito en esa edificación.

En el vértice inferior derecho está el camino de entrada a la base de Tablada, observándose parte de la misma con sus características edificaciones, incluida la línea de vuelo con un avión en ella, que supongo sería un “pedro”.

Bibliografía:
Historia de la Industria Aeronáutica de Andalucía (Don Mariano Santiago)
Innovación y Desarrollo de la Aeronáutica en Andalucía (CTA)
Memoria Profesional (Don Fco. Corral Salinas)
Fascículos de Noticias CASA (artículos de J. M. Leon Asuero)
Los primeros 75 años CASA