1. ANTECEDENTES

En los comienzos de la aeronáutica, no se conocían las concentraciones de oxígeno en la atmósfera, debido a que los aparatos utilizados alcanzaban bajas cotas de altura, no viéndose afectada la respiración por los cambios de presión del aire. Fue con globos aerostáticos cuando se observó la necesidad de oxígeno adicional para mantener las constantes vitales del organismo a determinadas alturas.  Los investigadores Sivel y Croce-Spinelli fueron las primeras víctimas, a alturas cercanas a los 7000 metros, por el que fue llamado el  “mal de altura”. A partir de los 10.000 pies, 3000 metros aproximadamente, empiezan a manifestarse signos de deficiencia en la oxigenación.

Las bajas por estas causas fueron numerosas entre los pilotos de las fuerzas aéreas en  todos los países, así como en la aviación civil. Ante esta circunstancia, el Estado Mayor del Ejército del Aire español, ordenó en escrito nº 726 a la Inspección General de Farmacia, el 13 de junio de 1958, que el Cuerpo de Farmacia del Ejército del Aire, se hiciese cargo del suministro, análisis y responsabilidad técnica del oxígeno. Han transcurrido más de sesenta años y afortunadamente y hasta la fecha, no se tiene conocimiento de accidente alguno por esa causa. Trabajé con oxígeno para vuelo desde el año 1976 sin discontinuidad, aunque en esa fecha la mayor responsabilidad y mérito, recaía en mis compañeros de mayor empleo, que hacían los análisis con métodos más lentos y menos sensibles que los actuales, propios de esa época.

  1. IMPORTANCIA FISIOLÓGICA DEL OXÍGENO

La respiración consiste en aportar oxígeno a los tejidos, gracias a la hemoglobina que se satura en mayor o menor medida en los alvéolos pulmonares, que son las zonas de intercambio gaseoso, donde se establecen los equilibrios de difusión entre los gases, siendo la presión parcial de oxígeno la que condiciona  el grado de saturación de la hemoglobina, considerando también las presiones parciales de nitrógeno, anhídrido carbónico y agua. Así a nivel del mar, con una presión barométrica de 760 mmHg, la presión parcial de oxígeno alveolar es de 104 mmHg, lo que significa una saturación del 97% en la hemoglobina. Si ascendemos a 3.000 m tendremos una presión barométrica de 523mmHg y con una presión parcial de oxígeno alveolar de 67 mmHg y saturación alveolar de hemoglobina del 90%. Por tanto, a más altura, menor presión parcial de oxígeno, lo que ocasiona una menor saturación arterial de la hemoglobina, con el menoscabo de las funciones físicas y psíquicas del personal de vuelo.

  1. PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS FÍSICO-QUÍMICAS DEL OXÍGENO DE VUELO

El oxígeno que se utiliza para vuelo es mayoritariamente en estado líquido, LOX. Es azulado y una densidad de 1,14, pasando a gas a -183ºC, lo que supone peligro potencial de quemaduras. Tiene gran poder de oxidación, teniendo en cuenta que está 800 veces más concentrado que el oxígeno gaseoso, por lo que puede originar violentas explosiones en contacto con combustibles, grasas, disolventes, etc.

  1. ANÁLISIS Y CONTROL DEL OXÍGENO PARA VUELO

Las determinaciones analíticas que se realizan, van encaminadas a conocer su grado de pureza, así como a detectar la presencia de algunos contaminantes.

La pureza se refiere al contenido en tanto por ciento de oxígeno y no deberá ser menor del 99,5%.

El contenido de agua, puede ocasionar graves problemas en los circuitos de conducción de oxígeno del avión, al cristalizar el vapor en forma de hielo y obstruirlos.

Contaminantes:

Existen cuatro grupos de contaminantes que son los que habitualmente se investigan.

  • Hidrocarburos alifáticos: metano, etano, etileno y acetileno.
  • Óxidos de Carbono: monóxido, CO, y dióxido de carbono, CO2.
  • Óxidos de Nitrógeno: fundamentalmente protóxido de nitrógeno, N2O.
  • Freones y disolventes halogenados.

Para su investigación, trabajábamos con cromatografía de gases, con sensibilidades de 1 P.P.B., partes por billón, y posteriormente con espectrometría en la zona de infrarrojo, que son aparatos de fácil manejo y transportables sin dificultad, como el MIRAN 1A.

Destacar la peligrosidad de los hidrocarburos, especialmente el acetileno y el metano por su mayor concentración en el aire atmosférico, pudiendo producir explosiones por  su concentración elevada en los tanques de almacenamiento.

El monóxido de carbono, CO, es muy tóxico, debido a tener 300 veces más afinidad por la hemoglobina que el oxígeno, se une a ella, bloqueando su función y además, potenciando su peligrosidad por el hecho de ser inodoro.

El protóxido de nitrógeno tiene propiedades anestésicas, gas hilarante. En el oxígeno de aviación no se toleran concentraciones superiores a 1 PPM, partes por millón, y 2 PPM en los tanques criogénicos. En concentraciones superiores, puede también ocasionar obstrucciones en las conducciones, al igual que el agua o el anhídrido carbónico.

  1. LOGISTICA DEL SUMINISTRO A UNIDADES

En la OTAN existen al menos doce STANNAG´S en vigor, que normalizan y regulan todas las actividades relacionadas con el suministro, repostaje, trasvase, almacenamiento y análisis de oxígeno. El Ejercito del Aire,  a través del Cuerpo Militar de Sanidad, Farmacia, actúa en la línea señalada desde hace más de sesenta años. Consiste en gestionar el oportuno suministro desde las instalaciones de producción civiles, hacia el lugar de utilización y en el menor tiempo posible, atendiendo a la demanda de la Unidad que lo solicite. Realizado el trasvase, el oficial farmacéutico asignado, se encarga de tomar una muestra en un dispositivo denominado Cosmodyne, que es transportado al laboratorio para su análisis. Si es apto se comunica al jefe de la Unidad y podrá utilizarse de inmediato.

  1. CONCLUSIONES

La prevención de accidentes por fallos en el suministro de oxígeno, y como consecuencia, la seguridad en vuelo, dependen fundamentalmente de la calidad del oxígeno. Para ello, en el laboratorio del CEFARSE, al igual que los de Madrid y Zaragoza, realizan las determinaciones analíticas necesarias para garantizar la ausencia de componentes tóxicos o peligrosos, disponiendo de todos los métodos y medios adecuados.

Articulo elaborado por el Coronel Antonio Campos Peña

Fotos:  laboratorio, CEFARSE, avión, cosmodyne, IR, otras…