Mirentxu Haya evoca la figura de su padre desde su lado más familiar y humano.

El Capitán Haya, no sólo ha sido uno de los principales aviadores españoles, sino también un hombre de lo más polifacético.

Su talento y gran afición por la pintura lo llevaron a diseñar bocetos de inventos que luego pondría en marcha, como es el caso del vuelo sin visibilidad o el vuelo con ayuda de instrumentos. Es importante destacar que muchos de sus aparatos diseñados para volar continúan vigentes en la actualidad.

Gracias a sus ideas, se empezó a volar de noche. De hecho, fue pionero en España de ello, y enseñó a los demás grandes hombres a hacerlo.

Es por eso que Mirentxu Haya, su hija, que nació en Tablada debido a que su padre quería que fuera andaluza y, en especial, sevillana, se está encargando de seguir sus huellas y mantener viva la memoria de su padre. Para ello, ha habilitado una página web donde se realiza un seguimiento de toda la trayectoria laboral del Capitán.

Esta plataforma está disponible desde hace diez años, y comenta sus inventos, récords mundiales que batió y el trabajo personal que llevó a cabo. No hay ningún tipo de contenido relacionado con la guerra en ella.

Por otro lado, Mirentxu Haya destaca que su padre está más reconocido en América que en España. Incluso en Washington han intentado convencerla para que done algunos de los objetos más preciados de su padre. Sin embargo, Mirentxu prefiere continuar custodiándolos en España.

Como dice Mirentxu Haya, “grandes vuelos los hay, y grandes aviadores españoles los hay, pero inventores como mi padre, pocos”. Por este motivo, para honrar su memoria y visibilizar su labor, Tablada ha decidido montar una exposición en honor al Capitán Carlos Haya, donde encontramos algunos de sus objetos y documentos propios de lo más preciado.