Por vía diplomática, se había comunicado a las autoridades cubanas que el “Cuatro Vientos” pretendía volar desde España a Cuba y que si las condiciones meteorológicas lo permitían, el intento se llevaría a cabo el 4 de junio. Lo mismo se hizo con las autoridades mexicanas y, obtenidos los permisos, enviadas las cartas aéreas necesarias y prometida la colaboración de ambos gobiernos, el avión se preparó para el intento volando desde el campo de Getafe, donde había sido fabricado y preparado, al de Tablada, desde donde partiría cuando el tiempo lo permitiera.

 

Inmaculado como un pájaro blanco, el ‹‹Cuatro Vientos›› se dispone a elevarse desde el campo de Getafe. FOTO: SHYCEA.

 

El día 9 de junio, a las 15 y 30 horas, el “Cuatro Vientos” se elevó desde Getafe para alcanzar la pista sevillana a las 19 y 15 horas, siendo recibidos a pie de avión por el Comandante Barrón, Jefe de la Base Aérea, jefes, oficiales, socios del Aero Club de Andalucía y algunos periodistas y curiosos. Por vía aérea, utilizando un avión de la LAPE, se enviaron repuestos, ruedas y una hélice nueva que fueron recibidos por el sargento mecánico Madariaga y los montadores de La Hispano Suiza y CASA que ya se encontraban en Sevilla.


 

  • Autoría, diseño e ilustración: Juan Antonio Guerrero Misa
  • Fotografías: Servicio Histórico y Cultural del Ejército del Aire y del Espacio
  • Adaptación: www.tabladacentenariaaviacion.es