El 23 de septiembre fue un día destacado para el Acuartelamiento Aéreo de Tablada porque recibió, en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla, la Medalla de la ciudad. El reconocimiento, que le ha sido otorgado al Acuartelamiento en la categoría “Fomento de valores humanos y valor social», supone un importante reconocimiento y todo un respaldo a la celebración del Centenario de la creación del Acuartelamiento Aéreo de Tablada en la ciudad.La Medalla fue recogida por el Coronel Jefe del Acuartelamiento Aéreo de Tablada, D. Alberto Quirós Díaz y al acto asistió una representación de las Unidades del Ejército del Aire ubicadas en Sevilla. El Coronel Quirós agradeció el reconocimiento del Ayuntamiento y de los sevillanos, y destacó que va a suponer el inicio de una etapa en la que el Acuartelamiento se va a abrir más a la ciudad para formar, todavía con más fuerza, parte de ella.

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla aprobó la propuesta hecha por su Junta de Portavoces, relativa a la concesión de las distinciones honoríficas de la ciudad para personas y entidades correspondiente a 2020, que tradicionalmente se entregan el día 30 de mayo con motivo del Día de San Fernando, patrón de la ciudad. En esta edición, debido a la crisis sanitaria originada por la COVID-19, el acto se trasladó al 23 de septiembre en el FIBES.

El Ayuntamiento ha galardonado al Acuartelamiento Aéreo de Tablada en la categoría “Fomento de valores humanos y labor social” por la vinculación durante sus cien años de existencia con la ciudad de Sevilla y porque se ha convertido en centro de referencia del Ejército del Aire, cuna de grandes hazañas aéreas y germen del sector aeroespacial en Andalucía.

Durante el acto, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quien presidió la ceremonia, destacó la labor de los homenajeados y en su discurso, trasladó un mensaje de optimismo y esperanza ante la incertidumbre, al tiempo que recordó a las víctimas por la COVID-19.

Este año han sido nombrados hijos predilectos de Sevilla el ex vicepresidente del Gobierno de España, Alfonso Guerra, y la saetera Angelita Yruela. El nombramiento de hijo adoptivo ha correspondido al arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo. Asimismo se ha distinguido con la Medalla de la Ciudad a 25 personas y entidades y se han entregado otras tres a título póstumo.