Diego García Hernández, presidente de la entidad, realiza un recorrido por la historia del Plus Ultra, que este año celebra su 96º aniversario

El 22 de enero de 1926, el hidroavión Plus Ultra puso rumbo al continente americano. Saliendo de Palos de la Frontera, vuela, con destino Buenos Aires, Argentina, el hidroavión realizó 7 escalas y recorrió alrededor de 10.270 kilómetros.

Para homenajear semejante hito de la aviación, en 1982 se crea un club que recibe su mismo nombre: Plus Ultra. En la actualidad, cuenta con más de 200 socios. Su presidente cuenta cómo tras decidir ponerle el nombre de Plus Ultra y comunicarlo al Ejército del Aire, el coronel y muchos oficiales fueron en vísperas del 22 de enero y prepararon conferencias sobre el vuelo del Plus Ultra.

En su papel como presidente del club, a Diego García le ha tocado organizar muchos actos. Desvela que, sin lugar a duda, uno de los más importantes fue la conmemoración el V Centenario del Descubrimiento de América. “Llevé el protocolo, relaciones públicas, organicé la visita de los reyes cuando estuvieron aquí el 15 de agosto de 1942”.

Otro acontecimiento que marcó la historia del club fue la visita de su santidad, Juan Pablo II, el 14 de julio de 1993, para la conmemoración del V Centenario de la Evangelización de América. En este acto, el pontífice coronó a la Virgen de los Milagros, titular del Monasterio de la Rábida, a la que declaró Madre de España y América. Ante ella, Colón y los hermanos Pinzón oraron, en 1492, y, bajo su patrocinio y amparo, partieron hacia el descubrimiento de América por mar.