El presidente de la Federación Andaluza de los Deportes Aéreos impulsa una producción audiovisual sobre el vuelo de 1936 a Camagüey

La vinculación de Antonio García Martínez con Tablada comienza en la década de los 70, cuando él tenía 20 años. Ingresó, en primer lugar, en el Real Club de Sevilla y más tarde, en el Club de Paracaidismo Deportivo. De aquí viene, en parte, su tradición aeronáutica y su relación con la Base.

Esta implicación con los deportes aeronáuticos le hace crear el Club Aeronáutico de Andalucía, del cual fue presidente inicialmente, hasta que ya después pasó a la presidencia de la Federación Andaluza de los Deportes Aéreos, cargo que mantiene actualmente.

Antonio explica que siempre ha sentido un gran interés por los vuelos históricos que salieron de Tablada, de ahí que haya investigado sobre sus pilotos y las motivaciones que les impulsaron a ser protagonistas de estas hazañas. Estudiando sobre ello averiguó que había tenido lugar un vuelo en 1936 desde Camagüey, en Cuba, hasta Tablada, en Sevilla. Dicho vuelo se realizó en respuesta al del Cuatrovientos, que tuvo lugar tres años antes. A raíz de este descubrimiento, Antonio contactó con un investigador cubano, Carlos Concesión, para iniciar de manera conjunta un estudio sobre este vuelo prácticamente desconocido. Fruto de ello han sido unos artículos que han salido publicados en la revista Rescate.

“La idea de todos esto es sacar del anonimato unos hechos históricos que han caído en el olvido”, afirma Antonio. “También hemos realizado una producción hispano-cubana. Se trata de un documental de unos 50 minutos de duración dedicado al vuelo respuesta. En este ha sido clave el apoyo de la Federación Andaluza de los Deportes Aéreos, el Club Aeronáutico de Andalucía, el Club de Aviación de Cuba y el canal Cubavisión.

La idea es proyectarlo en Tablada, como primicia en Europa, durante el mes de febrero, cuando se cumple el aniversario de dicho vuelo.