Fueron recibidos como auténticos héroes en reconocimiento a su proeza de alcanzar América tras 60 horas de vuelo

Una de las primeras proezas de la historia de la aviación española, el vuelo del Plus Ultra, cumple hoy efeméride, ya que se conmemoran los 95 años de la vuelta a Sevilla de los aviadores, una llegada en la que fueron recibido como auténticos héroes. La ciudad los aclamaba premiando su proeza: El Plus Ultra había cruzado Europa hasta alcanzar América del Sur. Había recorrido 10.270 kilómetros en casi 60 horas de vuelo a una velocidad de 185 kilómetros por hora. Un récord muy especial, pues se trababa de fue la primera aeronave que llegó en vuelo desde Europa a América del Sur con un solo aparato.

El vuelo había partido desde Palos de la Frontera a Buenos Aires en octubre de 1925. Fue el primer gran vuelo a escala mundial, tanto cronológicamente como por la enorme resonancia que tuvo en el ámbito internacional. La tripulación constaba de cuatro personas pertenecientes a la Aeronáutica Militar española: el comandante Ramón Franco, el capitán Julio Ruiz de Alda, el teniente de navío Juan Manuel Durán y el mecánico Pablo Rada.

El 5 de abril de 1926, los aviadores del Plus Ultra regresaron a España en el crucero Buenos Aires. El primer destino fue Huelva, donde fueron recibidos por el rey Alfonso XIII en Palos de la Frontera para visitar posteriormente la ciudad. El 6 de abril llegaron a Sevilla. Se abrió el puente levadizo para recibir a los aviadores y la ciudad se volcó, convirtiendo su llegada en una fiesta de la que se hicieron eco los periódicos y las crónicas del momento.