Tras dos años de ausencia la Hermandad Castrense emprendió, el pasado martes 31 de mayo, el camino hacia el Rocío partiendo desde la Capilla del Acuartelamiento Aéreo de Tablada.

La salida de la base fue multitudinaria, estuvo acompañada por una amplia representación de militares de los diferentes ejércitos y Fuerzas  y Cuerpos de Seguridad del Estado y por la Unidad de Música del Acuartelamiento.

La filial nº 112 recorrió las calles del barrio de Tablada y también repartió la alegría entre vecinos y escolares

Alejandro Castro Morales, Hermano Mayor de la Hermandad Castrense del Rocío nos comentaba, “Es muy grande, muy importante después de dos años ya era hora” Nos recuerda que esta hermandad tiene todo el apoyo de su barrio y de aquellos que tienen un sentimiento castrense.

Este año el camino viene con novedades, esta hermandad ha cambiado un par de paradas, la parada nocturna del miércoles y la parada del sesteo para adelantar la llegada a la Aldea.