Una placa conmemorativa quedará colocada en el Tiro Pichón como recuerdo del acto principal de la conmemoración del Centenario

La ministra de Defensa, Margarita Robles, presidió ayer, 15 de noviembre, en el ACAR Tablada el acto central de la conmemoración del Centenario de la fundación de las bases aéreas. Acompañada por el general jefe del Estado Mayor del Aire, Javier Salto Martínez-Avial, ha pasado revista a la unidad de honores en una jornada en se han destacado las principales gestas de los cien años de Tablada, como los grandes vuelos que partieron de la antigua Dehesa y el papel del Acuartelamiento como germen del sector aeroespacial en Andalucía.

La ministra de Defensa destacó que Tablada constituye “una parte esencial de la historia del Ejército del Aire” y resaltó el papel tan importante que ha jugado, a la vez que destacó su vínculo con Sevilla a lo largo de estos cien años. Una efeméride centenaria que es la primera vez, según resaltó, que conmemoraba, dado que Tablada ha sido la primera base a la que acude, de las cuatro creadas en 1920 por decreto del Rey Alfonso XIII: las bases aéreas de Getafe y Zaragoza, el Aeródromo Militar de León, y Sevilla, que se convirtió en la cabecera de la tercera Zona Aérea Sur.

Margarita Robles resaltó el arraigo que tiene el Ejército del Aire en la ciudad, y recordó que el 1 de junio de 2019, Sevilla acogió el tradicional desfile anual de las Fuerzas Armadas, un evento que contó con el vuelo de unas 80 aeronaves entre las que destacaban cazas Eurofighter y F-18 o un gran avión de transporte militar A-400M del Ejército del Aire. “Los sevillanos se volcaron. Se echaron a las calles porque aman a las Fuerzas Armadas”, recordó.

Tras el homenaje a los que dieron su vida por España a través de una corona de laurel, dos aviones eurofighter procedentes de la Base Aérea de Morón sobrevolaron el Acuartelamiento. Y tras el desfile final en el que han participado unidades a pie y vehículos de las unidades que forman parte del ACAR, la ministra de Defensa procedió a firmar en el libro de honor de Tablada y a descubrir una placa conmemorativa en el Tiro Pichón, el edificio que alberga la Sala Histórica con las gestas de los cien años de trayectoria.

VER DOSSIER DE PRENSA