El Ejército del Aire será distinguido con la Medalla de Andalucía 2022 en la categoría de Valores Humanos, el próximo 28 de febrero en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, según acuerdo del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía.

Más de cien años de actividad aeronáutica ininterrumpida en Andalucía avalan esta concesión. La Dehesa de Tablada, donde existía actividad aérea desde principios de siglo XX, se convirtió en 1920 en la Base Aérea de Tablada. Igualmente, la Base Aérea de Armilla, cumple cien años en este año 2022.

La creación del Ejército del Aire en 1939, consolida el proyecto aeronáutico con la progresiva implantación de nuevas e importantes instalaciones en Andalucía, como son la Base Aérea de Morón, la Base Aérea de Málaga, el Acuartelamiento de Bobadilla (Málaga) o los Escuadrones de Vigilancia Aérea de Motril (Granada), Constantina (Sevilla) y Alcalá de los Gazules (Cádiz). Un despliegue a lo largo y ancho del territorio andaluz que ha proporcionado seguridad colectiva pero también que representa los valores de disponibilidad, compromiso, lealtad, espíritu de equipo, ejemplaridad y profesionalidad.

Así se ha puesto de manifiesto en momentos difíciles como consecuencia de la pandemia producida por el COVID 19, donde el Ejército del Aire ha desarrollado una labor humanitaria primordial en las operaciones Balmis y Baluarte, en los procesos de distribución de material sanitario o en operaciones de aporte de recursos humanos para otros apoyos. Además de sus cometidos en territorio nacional, se siguen llevando a cabo labores de Defensa y Seguridad, así como labores humanitarias en todas las misiones internacionales, donde nuestro Ejército está desplegado.

En las Unidades del Ejército del Aire en Andalucía, prestan servicio actualmente alrededor de tres mil militares profesionales y unos quinientos civiles, entre personal funcionario y laboral del Ministerio de Defensa, que en los últimos quince años suponen alrededor de seis mil setecientos y mil ochocientos, respectivamente. Desde la incorporación de la mujer en las Fuerzas Armadas en 1988, el Ejército del Aire es también garante de la igualdad entre hombres y mujeres, con uno de los mayores porcentajes de presencia femenina de todos los ejércitos de nuestro entorno.

El Ejército del Aire aporta también desarrollo y riqueza en sus respectivos entornos. Desde los primigenios campos de vuelo, se llevaron a cabo grandes proezas aeronáuticas que pusieron a España como referencia en investigación y tecnología y también en audacia y talento personales. Los vuelos que partieron desde Andalucía, como el del Jesús del Gran Poder y del Cuatro Vientos, el vuelo Sevilla-Bata o los diversos records de distancia y velocidad así lo certifican.

El Ejercito del Aire en Andalucía, germen del sector aeronáutico y aeroespacial en nuestra Comunidad Autónoma, ha seguido constituyendo puntos de encuentro con la sociedad por medio de la actividad económica, social, cultural, fomento de valores y de divulgación de la Cultura de Defensa en sus respectivas zonas de influencia, siendo generador de empleo y riqueza y de sinergias entre la Administración pública y el tejido empresarial y productivo.