Toma el relevo del internacionalmente conocido CASA C-101 (E.25)

En la Academia General del Aire, en San Javier (Murcia), se ha realizado la presentación oficial del nuevo Sistema Integrado de Entrenamiento (ITS) del Ejército del Aire y del Espacio, que incluye a las flamantes 24 nuevas aeronaves de enseñanza, las Pilatus PC-21, con indicativo oficial E.27.

El acto se ha convertido en todo un hito histórico que ha llevado hasta la Base Aérea de San Javier a numerosos medios de comunicación de toda España deseosos de conocer de cerca esta aeronave. La presentación oficial ha corrido a cargo del jefe del Mando de Personal del Ejército del Aire y del Espacio, el teniente general Enrique Jesús Biosca Vázquez, al que ha acompañado el director de la Academia General del Aire, el coronel Pascual Soria.

Tras una interesante charla técnica sobre las posibilidades que abre esta nueva era para la formación de nuevos pilotos, los medios de comunicación han podido conocer de cerca los distintos elementos que completan el módulo tierra (GBTS[1]) del Sistema Integrado de Entrenamiento y que permitirán cubrir la cada vez más demandantes necesidades de enseñanza.

Pero la verdadera estrella del día ha sido el Pilatus PC-21, el avión suizo que sustituye definitivamente al C-101 y que constituye el 792 Escuadrón. Este escuadrón conforma la Escuela de Vuelo Básica, que tiene como misión impartir la formación aeronáutica en su fase II o básica a los alumnos de 4º curso que hayan superado con éxito la fase anterior. El curso básico tiene como finalidad la selección de los alumnos por especialidades fundamentales (caza y ataque, transporte, helicópteros y RPAS). El curso básico se compone de tres subfases: dominio del avión y vuelo acrobático (transición), vuelo en formación cerrada (formaciones) y dominio del vuelo en condiciones instrumentales (instrumentos).

Sobre la plataforma de la Base Aérea de San Javier, periodistas y medios gráficos han podido apreciar la maniobrabilidad de esta aeronave y lo que es ya su sonido característico, el de su potente motor-turbo hélice capaz de desarrollar una potencia de 1600 caballos. Allí se ha podido conocer de cerca igualmente la cabina absolutamente digitalizada que ofrece este avión y que posibilita todo tipo de variantes a la hora de diseñar vuelos de formación e instrucción.

Con la finalización del último curso básico de vuelo como aeronave de enseñanza, el pasado 29 julio, el CASA C101 (E.25) deja tras de sí 42 años de servicio, más de 285 000 horas de vuelo dedicadas a la formación de pilotos y más de 1750 pilotos del Ejército del Aire y del Espacio y otros ejércitos/Armada instruidos. A partir de ahora, recoge el testigo en la formación de nuevos pilotos el Sistema Integrado de Entrenamiento (ITS) basado en la aeronave Pilatus PC-21.

 

[1] GBTS “Ground Based Training System”