El vínculo que existe entre la base militar de Morón de la Frontera, y la de Tablada, que en 2020 celebró su centenario, es indiscutible. Así, lo expresa Rafael Saiz Quevedo, coronel jefe de la Base Aérea de Morón y Ala 11.
Rafael lleva desde julio de 2019 gestionando la base militar, algo que siempre ha sido un gran reto para él, pero, sin lugar a dudas, “un reto muy agradable”, ya que, según el coronel, “Morón es una gran base”.
La gestión se ha podido llevar a cabo exitosamente, en parte, gracias a la maravillosa relación y al compañerismo que existe entre las dos bases del Ejército del Aire en la provincia de Sevilla. Tal y como ha declarado el coronel Saiz Quevedo, “mi relación con el coronel Alberto Quirós, jefe de la base de Tablada, es muy buena, de amistad y de relación profesional, al igual que con el general Biosca, que es el jefe de la Dirección de Enseñanza, así como el representante institucional del Ejército del Aire en la zona. Con Tablada tenemos unas relaciones magníficas de colaboración, de apoyo mutuo y siempre estamos abiertos a cualquier cosa que haya que hacer juntos”.
A pesar de que su periodo de mandato está llegando a su fin porque en agosto será relevado, Rafael Saiz asegura que recordará estos dos años como coronel jefe con especial cariño.