Autor: Antonio García Martinez, Presidente de la Federación Andaluza de Deportes Aéreos

Dentro de los hechos y acontecimientos históricos destacables que la Base Aérea de Tablada a lo largo de sus 100 primeros años de existencia tuvo la suerte de albergar, se encuentra el Raid Camagüey-Sevilla, vuelo realizado desde Cuba a España por el piloto Antonio Menéndez Peláez, con el avión “4 de Septiembre” en febrero de 1936, en respuesta a los históricos vuelos realizados desde esta base por los pilotos Jiménez e Iglesias con el avión “Jesús del Gran Poder” en marzo de 1929 y Barberán y Collar, con el avión “Cuatro Vientos”, en junio de 1933, por eso ha pasado a la historia como el vuelo respuesta.

Menéndez aterrizó en Tablada en febrero de 1936, a solo 5 meses del estallido de nuestra Guerra Civil, motivo por el cuál a pesar de haber tenido una tremenda repercusión mediática, enseguida quedo en el olvido de la historia, circunstancia que con este artículo se pretende recuperar.

Antonio nace en Asturias el día 4 de diciembre de 1898, concretamente en la aldea de Santa Eulalia de Riberas perteneciente al municipio de Soto del Barco. Siendo apenas un adolescente viaja a Cuba donde su tío José tenía en Cienfuegos un pequeño comercio de venta de víveres.

Con el paso del tiempo se naturaliza cubano y con 30 años la llegada a la isla del Jesús del Gran le ayuda a decidirse a sacarse la Licencia de Piloto Privado y ese mismo año se desplaza hasta los EE.UU. para matricularse en la escuela de aviación Greer Collage, ubicada en Chicago.

A sus 34 años, siendo ya piloto y propietario de un avión biplano triplaza modelo Waco-10, vive en directo la llegada a Cuba del Cuatro Vientos, y este acontecimiento termina de fomentar en él la idea de realizar desde Cuba a España un vuelo de agradecimiento, que tras muchas vicisitudes y a la edad de 38 años inicia a las 7 de la mañana del domingo 12 de enero de 1936 desde el aeropuerto de Camagüey, y tras 11:30 horas de vuelo aterriza en Puerto Cabello, Venezuela.

En los días siguientes y tras varias averías y problemas de pasaporte que retrasan los panes iniciales, el jueves 6 de febrero consigue aterrizar en Natal, Brasil, a las 10:00 horas, donde prepara el cruce del Atlántico.

El domingo 9 a las 23:00 horas, Menéndez sube al “4 de Septiembre” y despega rumbo a África, donde tras 17 horas y 35 minutos de vuelo, después de recorrer 2.970 Km sobre el agua, aterriza el lunes 10 a las 18:35 horas en Bathurst, actual Banjul, Gambia. Con esta hazaña se convierte en el primer piloto de habla hispana en cruzar el Atlántico en dirección Este-Oeste.

Tras dos días de descanso el miércoles 12 despega a las 7:50 horas, vuela hacia el protectorado español de Cabo Juby, donde aterriza a las 15:50 horas. Allí fue cordialmente recibido por los militares españoles allí destinados, que pintaron en el avión la insignia de su unidad militar.

Menéndez ya estaba deseoso de terminar su Raid y por fin, a las 10:30 horas del viernes 14, despegó con destino a Sevilla, aterrizando en Tablada a las 17:28 horas, siendo recibido en olor de multitud, habiendo necesitado más de 77 horas de vuelo para realizar su Raid.

Es evidente que esta hazaña de Menéndez no se hubiera producido sin el vuelo Jiménez e Iglesias con el avión “Jesús del Gran Poder”, que lo motivó para sacarse la licencia de piloto, y el vuelo de Barberán y Collar, con el avión “Cuatro Vientos”, que fue decisivo para su vuelo respuesta.

Entre los muchos honores y condecoraciones que recibió Menéndez recibió en España por su Raid Camagüey-Sevilla, destacan las siguientes:

  • Huésped de Honor de la ciudad de Sevilla, otorgada por su Ayuntamiento. Huésped de Honor de la ciudad de Madrid, otorgada por su Ayuntamiento.
  • Cruz de Oficial de la Orden de la República, entregada por el Ministro de Estado. Cruz del Mérito Militar, entregada por el Ministro de la Guerra General Masquelet. Cruz Blanca del Mérito Naval, entregada por el Ministro de Marina.
  • A las que hay que añadir las concedidas en Cuba, entre las que destacan: La Cruz Blanca del Mérito Nava.
  • Orden del Mérito Naval de Tercera Clase con distintivo Blanco. Orden de Honor y Mérito de la Cruz Roja Nacional.
  • Grado de Caballero de la Orden Nacional “Carlos Manuel de Céspedes”.