El Acuartelamiento Aéreo de Tablada ha acogido el miércoles 7 de julio el relevo del Coronel Jefe del Grupo Móvil de Control Aéreo (GRUMOCA). El coronel Manuel María Jiménez Rodríguez ha tomado posesión como máximo responsable del GRUMOCA, en un acto solemne en el que el coronel Benito Arroyo González le ha entregado el testigo de mando, tras dos años al frente.

El traspaso de poderes ha contado con la asistencia del general jefe del Sistema de Vigilancia y Control, Juan Francisco Sanz Díaz, ha presidido el acto. Han desfilado elementos orgánicos motorizados de la unidad, así como una representación de la sección cinológica y una escuadrilla de tropa.

El acto fue presidido por el general jefe del Sistema de Vigilancia y Control Aeroespacial del Mando Aéreo de Combate, Juan Francisco Sanz Díaz, y al que asistieron también diversas autoridades civiles y militares.

El GRUMOCA, unidad aérea móvil y de reacción rápida del Ejército del Aire, tiene por misión desplegar y operar los medios de mando, control y comunicaciones necesarios para apoyar las operaciones aéreas. Actualmente participa con su personal y medios simultáneamente en los destacamentos del Ejército del Aire en el exterior (Lituania, Yibuti y Senegal).

La Unidad, dotada de todos sus medios móviles y su carácter expedicionario, forma parte de las Unidades de Apoyo al Despliegue del Ejército del Aire, y es una Unidad de Referencia (UdR) para constituir una Agrupación Aérea Expedicionaria en una Base Operativa de Despliegue.