José Manuel león Asuero
Asociación Jubilados Airbus

Los que tienen una cierta edad si sabrán de él; otros solo habrán oído hablar de él; y los más jóvenes pueden no haber oído nada sobre su figura. Me estoy refiriendo al alcarreño Don José Ortiz de Echagüe, del que se cumplen 134 años de su nacimiento.

Aunque este apellido de Ortiz de Echagüe es también el de algún personaje de las novelas de José Mallorquí, aunque con otro nombre, aquí nos referimos al ilustre fundador de CASA y directivo de SEAT.

Nace en Guadalajara un dos de agosto de 1886, pero pasó la infancia en Logroño por pertenecer a una familia de militares. Por esa pertenencia familiar a la milicia, escogió estudiar en la Academia de Ingenieros Militares de Guadalajara.

En Logroño, y con doce años, se inicia en la fotografía, realizando retratos a familiares. Esta sería la afición que lo llevaría pasado los años a ser conocido como fotógrafo perteneciente a la “generación del 98”.

En 1911, ya terminado los estudios, obtiene el título de piloto de globos aerostáticos, y seguidamente de aviones (en la foto superior con casco en la cabina), siendo de los pioneros en conseguir esta titulación. Sus primeras misiones como Militar lo llevarán a la guerra de África como responsable del servicio de fotografía aérea, para obtener información de los campamentos enemigos. De hecho, fue el primer aviador en cruzar el estrecho de Gibraltar, junto a Emilio Herrero, en un raid aeronáutico Tetuán-Sevilla en 1914 en un modelo Nieuport, aterrizando en lo que sería poco después la Base de Tablada, por lo que ambos fueron reconocidos por el rey Alfonso XIII “Gentil Hombre de Cámara en Ejercicio”. De esta manera fue de los primeros pilotos en aterrizar en estos terrenos de lo que sería la Base de Tablada. Bajo su mando como coronel, y en una ampliación posteriores de las instalaciones, se realizó una escuela de pilotos.

De esta manera unió la profesión con la afición, y aun dedicó tiempo a la fotografía artística.

En esta primera fotografía lo vemos en la cabina de un Morane-Saulnier. En la segunda la publicación de la hazaña en La Esfera, teniendo en portada de esta revista ilustrada a los capitanes pilotos.

Vuelto a España en 1915, y destinado en el aeródromo de Cuatro Vientos, se le despertó la vena empresarial, por lo que solicitó las pertinentes autorizaciones para fabricar aviones en los talleres ferroviarios zaragozanos de Carde y Escoriaza, para poco después dejar el ejército para dedicarse exclusivamente a esta su nueva pasión.

Inició las gestiones administrativas necesarias para la creación de una industria aeronáutica, naciendo CONSTRUCCIONES AERONAUTICAS en 1923, con su sede en Getafe, y en 1926 repite la apuesta y se construye la planta de Cádiz, en la zona conocida como Puntales, para poder fabricar hidroaviones con patente Dornier.

En 1938 lo repite en Sevilla, comenzando en 1941 la producción en la recién construida Fábrica de Tablada. Y en 1943 Construcciones Aeronáuticas pasó a formar parte del grupo de empresas del INI (Instituto Nacional de Industria). En 1950 se funda la SEAT (Sociedad Española de Automóviles de turismo), poniendo al frente de la misma a Don José Ortiz de Echagüe. Posteriormente fue designado presidente de honor de manera vitalicia de la misma.

Su pasión por la aeronáutica lo llevó a pilotar aviones aun con avanzada edad. De hecho, en 1959, atravesó la barrera del sonido a los 73 años en un F100 de la base de Getafe, como vemos en la fotografía inferior.

Pero como hemos dicho su afición por la fotografía lo llevó a realizar instantáneas que rescatasen tradiciones e imágenes que estarían condenadas a desaparecer con el paso del tiempo, así como tipos, paisajes y atuendos típicos, sobre todo en su etapa en Marruecos. Por ello se le encuadra en la fotografía artística, y por la temática estaría dentro de la generación del 98, según los expertos. Sus fotografías realizadas entre 1903 al 1968, en que una enfermedad ocular lo apartó del objetivo, están recogidos en libros como “Tipos y Trajes”, “España, Pueblos y Paisajes” y “España Castillos y Alcázares”, y sobre todo en el conocido “Legado Ortiz de Echague” depositado en la Universidad de Navarra.

Usaba para conseguir esa calidad de sus fotografías el método al carbón directo, mediante Papel-Fresson, y retocado con pinceles para matizar sombras o realzar negros. Método que requería paciencia y pericia en su uso

Hombre de gran vitalidad y profundo humanismo, gran emprendedor e infatigable industrial. Su muerte le acaeció 1980, un siete de septiembre, a los 95 años de edad.

Aquí vemos a Don José Ortiz enseñando la Fábrica de Construcciones Aeronáuticas en Tablada al entonces Jefe del Estado.

En cuanto a la faceta de fotógrafo vemos a continuación quizás la foto más señera del apartado de costumbrismo, denominada “Sermón en la Aldea”. En ella vemos los tipos de la época (1903) en los pueblos profundos de Castilla.

Lo mismo de la inferior, realizada en 1908, retratando a tipos y trajes en el Marruecos que vivió, como hemos dicho anteriormente, y que título “ Fuente Mora”.

Falleció en Madrid, en 1980, a los 94 años de edad. Su legado fotográfico, con premios internacionales de reconocido prestigio, es custodiado en la Universidad de Navarra. Consta de los equipos fotográficos que uso, y entre otros de 1.500 fotografías y 28.000 negativos.

Su legado industrial queda patente por ser el padre de la mayor industria aeronáutica española, Construcciones Aeronáuticas Sociedad Anónima, insignia de la industria andaluza y madrileña, que ha pasado a formar parte del gran fabricante europeo Airbus.

Bibliografía:

  • Historia de la Industria Aeronáutica de Andalucía (Don Mariano Santiago)
  • Innovación y Desarrollo de la Aeronáutica en Andalucía (CTA)
  • Memoria Profesional (Don Fco. Corral Salinas)
  • Fascículos de Noticias CASA (artículos de J. M. Leon Asuero)
  • Los primeros 75 años CASA
  • Búsqueda bibliográfica sobre Don José Ortiz de Echague