Se recuerda, que hace cien años, el 18 de marzo de 1920, se cumple la efeméride de la publicación en la Gaceta de Madrid del Real Decreto que disponía la creación de las cuatro primeras bases aéreas, coincidente
con las capitalidades de Madrid, Zaragoza, Sevilla y León, respectivamente, designándose con los nombres de primera o Central, segunda o Norte, tercera o Sur y cuarta o Noroeste.

Este hecho puede considerar como el embrión de lo que, en 1939, se convertiría el Ejército del Aire.