Imposición de condecoraciones y despedida oficial de la bandera para personal retirado

El Acuartelamiento Aéreo de Tablada acaba de retomar los actos de Exaltación de Virtudes Militares con el reconocimiento a cuarenta personas, entre la que se encontraban tanto civiles como militares.

Presidido por el general director de Enseñanza, Enrique Jesús Biosca, el acto consistió en la imposición de condecoraciones y la ceremonia solemne ante al bandera del personal militar y civil, algunos de los cuales pasaban a situación de reserva o jubilación.

Se otorgaron recompensas militares de tres tipos: Cruz del mérito aeronáutico con distintivo blanco, Real y militar Orden de San Hermenegildo y Cruz a la constancia en el servicio.

El encargado de la alocución en nombre de todos los condecorados fue el teniente coronel Juan Ferrero, destinado en la Dirección de Enseñanza. El acto contó con el acompañamiento musical de la Unidad de Música y con la participación de la Escuadra de Gastadores y una Escuadrilla de Honores compuesta por una sección de la Agrupación, una sección del Grupo Móvil de Control Aéreo y una sección con personal del resto de unidades del acuartelamiento.