El Acuartelamiento Aéreo de Tablada acogió ayer un encuentro con los medios de comunicación para presentar la XXXV Exhibición de Enganches, que este año rendirá homenaje al Centenario del Acuartelamiento al convertirse Tablada en punto de partida de los recorridos que se organicen ese día por la ciudad.
En la presentación, organizada por el Real Club de Enganches de Andalucía y el propio Acuartelamiento, se explicó que Tablada será el lugar desde donde partirán los coches de caballos en esta próxima edición, que por imperativo del COVID, será diferente a las habituales que se celebran durante la Feria de Abril.

El acto ha estado presidido por el Teniente de Alcalde Delegado de Gobernación y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, el General Director de Enseñanza del Ejército del Aire, Enrique Jesús Biosca Vázquez, y por el presidente del Real Club de Enganches de Andalucía, Jesús Contreras Ramos, que ha agradecido la acogida, por parte del Acuartelamiento Aéreo de Tablada, y la presencia de patrocinadores y colaboradores de la Exhibición de Enganches, así como de los medios de comunicación presentes.

El Real Club de Enganches es una entidad ligada a Sevilla y Andalucía que defiende el enganche como una actividad social, deportiva y antropológicamente singular, que reúne valores únicos y que alberga y cobija la actividad de más de 30 artesanías que sin los enganches hubieran desaparecido.
Estos oficios son desempeñados por artesanos ubicados básicamente en el medio rural de nuestra provincia que con sus actividades contribuyen a la generación de riqueza y a la fijación de la población en esa España vaciada.

Los coches de caballos, sus cocheros y lacayos, las guarniciones, los caballos y mulas , sus pasajeros o las mujeres ataviadas con vestidos de faralaes o mantillas blancas, forman una imagen de color y potencia visual que fija en las retinas de propios y extraños, esa feria de abril que nació en el Prado de San Sebastián allá por el siglo XIX, en un mundo rural que se acercaba a Sevilla con motivo de la celebración de la feria de ganado, unos animales que mayoritariamente eran, caballos, mulas y asnos.

Por su parte, Tablada tiene un pasado que se caracteriza por la histórica unión entre la ciudad de Sevilla y el Ejército del Aire, un vínculo que se remonta a los inicios de la actividad aérea en los terrenos de Tablada y, si cabe, es todavía más patente desde que el recinto ferial se trasladó en 1973 al barrio de los Remedios, manteniendo desde entonces, una cordial y emotiva relación de vecindad. Tampoco se puede pasar por alto que, durante un largo periodo de tiempo, fueron muchos los sevillanos que hicieron el servicio militar en Tablada. Este vínculo social, laboral e incluso emocional, hace que la unión Sevilla-Aviación-Tablada se mantenga hasta la actualidad y tenga vocación de continuar muchos años más.