Los alumnos se someten a una experiencia diseñada y controlada por el GRUMOCA

Se acaba de celebrar, entre el 10 y el 13 de mayo, la VII edición del campamento de supervivencia que desde 2014 se viene realizando anualmente entre la Universidad de Huelva y el Ejército del Aire. El campamento tiene como objetivo completar y mejorar la formación académica inicial de los alumnos/as del 3er curso del Grado de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en la asignatura de Enseñanza y Promoción de Deportes en la Naturaleza. Previamente, fueron impartidas por personal del Grupo Móvil de Control Aéreo (GRUMOCA) conferencias preparatorias el 20 de abril en dicha universidad.

Este campamento de supervivencia se lleva a cabo en el municipio onubense del Berrocal, donde los alumnos se someten a una experiencia de supervivencia en entorno natural, diseñada y controlada por miembros de la Escuadrilla de Despliegue del GRUMOCA. La actividad es impulsada y coordinada por el profesor Jesús Tejada Mora, de la Facultad de Educación, Psicología y Ciencias del Deporte de la Universidad de Huelva, comprometido con la enseñanza de las capacidades mencionadas.

Para que los alumnos experimenten una situación de supervivencia, se genera una ambientación ficticia, consistente en que un grupo de universitarios durante el vuelo de su viaje de fin de carrera, sufre un accidente y cae en una zona desconocida del planeta. Los supervivientes se enfrentan a una situación extrema de supervivencia. Al objeto de sacarles de su zona de confort, se les retiran los teléfonos móviles, relojes y cualquier dispositivo electrónico, así como todo tipo de objetos capaces de producir fuego de modo artificial.

Durante las jornadas de campamento se realizaron diversas actividades, tales como rutas por entornos naturales, prácticas de primeros auxilios a heridos, obtención de fuego por medios naturales, depuración de agua, construcción de refugios, señalización de emergencia de socorro, nociones básicas de orientación y topografía, pesca, fabricación de pan, etc.

Esta actividad, que ya cuenta con más de 100 alumnos universitarios formados durante estas siete ediciones, supone un contacto estrecho de las Fuerzas Armadas con la sociedad, una experiencia muy enriquecedora para todos, en la que el ciudadano puede comprobar de manera directa la calidad profesional y el espíritu de servicio de sus Fuerzas Armadas, hecho que se manifiesta en el cariño y agradecimiento que muestran los alumnos una vez finalizado el campamento.

Igualmente, es destacable la colaboración y apoyo por parte de la alcaldía y habitantes del municipio de Berrocal, que consideran esta actividad como algo que ya forma parte de la vida de este municipio entrañable y que cada año esperan con ilusión.

Fotografías cedidas por el GRUMOCA.